Todavía Búbal

El programa que se desarrolla en Búbal no deja casi tiempo libre, al final del día están cansado y sí sabes el porqué. Las actividades completan un programa oficial dirigido por profesionales que conectan con el alumnado, les animan, les conocen, les estimulan, les comparan en positivo y les resaltan y potencian sus puntos positivos que son muchos y que están en todas las personas.

Libertad y responsabilidad van de la mano y aquí se nota y se siente. El alumnado maneja máquina y herramienta, no son ayudantes o colaboradores, son los artífices de que el pueblo siga adelante. Para ello todo el tiempo deben ser responsables, trabajando, preparando el comedor, realizando los talleres y juegos y también en el tiempo libre que queda a lo largo del día, por que el día es largo desde las 8 que suena la música despertador hasta la 12 que hay que estar en la habitación y Jorge (persona de seguridad) ya ha llegado.

No nos acordamos de los móviles, se meten en cajas durante la noche, pero durante el día estamos contagiados ya por la magia del valle de Tena y no nos queremos marchar, hipnotizados por el otoño de las laderas y por las cimas escarpadas nevadas. Queremos quedarnos y seguir disfrutando de esta experiencia única. Ayer sustituimos los móviles por juegos tradicionales y después de los tajos a la mañana realizamos diferentes talleres: construcción de nidos de madera, observación, orientación y senderismo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buscador

  • Categorías

  • Etiquetas

Suscripción al blog

Recibe notificaciones a tu correo cada vez que se publique un post:

Delivered by FeedBurner