De Erasmus por Dakovo (II)

Tercer día de expedición y programa completo para todo el día. Una vez cargadas las pilas con un buen  desayuno empezamos nuestra actividad asistiendo a clases de empresa simulada. En este caso nuestro asesor es Tomislav Jurich y en el día de hoy están decidiendo los productos que van a comercializar. Son alumnos y alumnas de tercer curso (un equivalente a primero de grado medio) desarrollando sus presentaciones en inglés bajo la atenta mirada de Miroslav, presentaciones que luego les servirán para decidir su catálogo.

Casi sin pausa, nos dirigimos a una de las clases de Marketing. El alumnado de cuarto nos ha preparado un exposición sobre una comparativa España-Croacia desde el punto de vista del consumidor. La exposición es en inglés y las preguntas posteriores en Croata, que uno de los alumnos nos va traduciendo. Nos sorprende la participación del alumnado, el respeto en el aula, el no uso de ningún dispositivo móvil, ni de ninguna otra distracción. Seguro que los cuatro “morlacos” intimidamos, pero en general es una costumbre que se está repitiendo en todas las actividades a las que acudimos.

Al final de la mañana conocemos más de cerca algunos de los aspectos técnicos de la simulación empresarial con Spomenka Crnoja, pero en medio de toda la jornada acudimos a una recepción del alcalde de Dakovo. En ella, Iban en representación del Cuatrovientos le ha regalado al alcalde un pañuelo de San Fermín, pañuelo que ha colocado en su cuello, como se puede ver en la foto de abajo.

Bueno, el día ha finalizado con una visita a la ciudad de Slavonski Broad, frontera con Bosnia de la que le separa solo un río, por lo que hemos podido visitar los restos de una ciudadela, que protegía esta frontera,  similar a la de Pamplona pero de cuatro “puntas”, así como el legado del escritor y poeta croata D. Tadijanovic, gran referente del pensamiento en Croacia y reconocido mundialmente.

Durante la visita, también hemos percibido al recorrer las calles de esta pequeña ciudad  fronteriza, las heridas que aún quedan de la guerra de los años 90, guerra en la que Europa durante mucho tiempo y porque no decirlo durante todo el conflicto, miró para otro lado.  En este caso, hemos pasado junto a un mural que recuerda la muerte de 28 niños que estaban jugando en un parque de la ciudad durante un bombardeo (lo podéis ver abajo). Un sinsentido más de cualquier guerra pero que está presente en toda esta zona.

Y mañana…. más. La agenda no nos da un respiro y lo más importante…. ya vamos pensando en planteamientos de proyectos para poner en marcha. Esperamos para este viernes, conocer todas las posibilidades y presentar alguna propuesta a los croatas.

No nos podemos ir sin dejar algunas imágenes del día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buscador

  • Categorías

  • Etiquetas

Suscripción al blog

Recibe notificaciones a tu correo cada vez que se publique un post:

Delivered by FeedBurner