Villava,Arre,Huarte

El anticiclón (que hace años estaba en las Azores) nos dejó disfrutar de un itinerario alrededor del agua. Salimos de Villava, desde la desembocadura del Ulzama en el Arga, continuamos en dirección Norte hasta encontramos a pocos metros con el molino harinero de San Andrés, donde nos hicimos la primera foto de grupo delante de las marcas de la inundaciones de años recientes. Fauna y flora que no solo estaban en los carteles explicativos, vivos o muertos pero estaban por todas partes. Seguimos caminando hasta el batán de Villava y coincidiendo con paseantes, peregrinos y ciclistas llegamos hasta el puente de Arre, dónde vimos peces y cangrejos. Después de almorzar, volvimos hacia la Trinidad de Arre, pero esta vez tomamos el camino que sube el monte Miravalles para terminar nuestro paseo en Huarte. Todo ello por dos ticadas de villavesa.

Deja un comentario