Goles que silencian rumores

La reaparición del ortopédico propició un festival de goles

charla entre subalternos

Crónica del regreso a la senda de la victoria

Por Javier Mtez de Zuñiga

El estado languidece sin que nadie pueda remediarlo. Hemos pasado de ser un imperio donde no se ponía el sol a ser el hazmerreír del mundo gracias a una cuadrilla de piratas de un páis que ni si quiera es tal. Y por si eso fuera poco, los máximos responsables de exteriores defensa etc, la Chacón y el Garzón liandola parda y mintiendo a los familiares de los pescadores, que ven como pasan los días y los maridos no regresan a casa. Por si eso fuera poco nos enteramos que las campanadas de fin de año las va a presentar nada más y nada menos que Belén Esteban, arquetipo de la ama de casa de extraradio con pendientes de aro y mallas de leopardo, un auténtico faro de occidente en lo moral y en lo intelectual. Ante semejante avalancha de noticias deprimentes, el pueblo llano necesita de aliviaderos que lleven algo de paz a sus almas atormentadas, y qué mejor que una buena ración de fútbol del bueno, nada de Milanes ni Ronaldos ni leches; aquí la calidad es la Brújula Mecánica que una semana más nos volvió a deleitar con fútbol de altura, aunque no sea por su físico.

Semana en blanco
Puede que se hayan oído rumores y voces discordantes sobre un supuesto partido que se jugó la semana pasada en la que los profesores fueron humillados sin piedad. Oficialmente nada de eso ocurrió, o mejor dicho, era imposible que ocurriera ya que el 90% de la plantilla de la Brújula estaba convocada para sus compromisos internacionales: la selección ribera, la de Barañáin, el entrenamiento de Lagunak, etc… y de cara a preparar esos partidos sí que se monto un bolo a puerta cerrada para tener un poco de rodaje. Poco ha trascendido sobre esa pachanguilla aunque comentan lo que estaban fuera del pabellón que se podía oir al Pardo gritar (acento arguedas) “pero joder, pasarme el balón aiba pues, no te la casca”, y no se qué de un 4-2 y un portero imbatible y un capitán insufrible. Pelillos a la mar.

Nueva convocatoria

¿Son piratas o mallas de bailarina?

Vistas las carencias en la pachanguilla, la dirección técnica tuvo que recular en su política de rotaciones y volvió a repescar a Iban Taliban y al ortopédico, a cuyo lado Zlatan Ibrahimovic es un Portillo cojo. En esta ocasión uno de los baluartes de la zaga Luisma se caía de la convocatoria y dejaba al equipo con los efectivos justos para afrontar el encuentro. Un partido inédito ante los jovenes de ciclos medios que sin duda atesoraban calidad individual y juventud; vino incluso una chica que jugó de titular y que ponía el pie como la que más. Y así, con las dudas del último entrenamiento, con portero rotatorio y con Abilio y su indumentaria fashion los profes encomendaron sus almas al fútbol.

El partido
La chavaleria posa feliz

Una vez más, la calidad individual palideció ante el juego de equipó de los profes. Sin duda el  regreso de Iban y del Ortopédico aportó poso y peso específico a un equipo de profes que venía de un partido titubeante e inseguro. Jugando juntos y manteniendo cierto orden en los marcajes del centro para abajo evitaron que los alumnos crearan peligro. En cuanto al ataque, las internadas de Pardo y las asistencias de sus compañeros bastaron para que el menudo delantero se inflara a meter goles. Ayer se jartó de mojar, gracias en gran parte a un ortopédico muy generoso que se las ponía para empujar y que incluso fallaba goles cantados para no eclipsar a su capitán en su tarde gloriosa.

Solo hubo algún momento de zozobra tal y como denunció Pablo cuando se puso de portero y pudo ser testigo del desorden imperante en sus filas. Y Abilio e Iban como siempre jugando de cara a la grada y gustándose mucho sobando el balón en demasía. Condúcela otra vez Ibán. Tócala otra vez Abilio. Pese  al afán de protagonismo de la medular los profes completaron un partido potable y machacaron a los alumnos de forma inmisericorde. La cosa se animó un poco cuando los chavales metieron algunos goles seguidos pero ni pudieron evitar que les cayera una docena larga de chicharros de esos tristes que mete el Pardo al más puro estilo Julio Salinas.

One thought on “Goles que silencian rumores

  1. jluis_lorda

    al pardo que le pasa, que ni el examen de adr, ni los examenes de gaci que se los ponen el día antes del examen oficial y que le quitan su autoridad le afecta.
    cual es el punto debil, tal vez su hija????????????????

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buscador

  • Categorías

  • Etiquetas