Chiapas, no digas que no te avisé

Diarios de motxileta (y XII)

Chiapas donde

un viento cargado de antiguos lamentos se ha puesto traje de vendaval, lleva el anillo del remordimiento, cierra la puerta o entrará sin llamar, donde cada mañana apuntan sus armas al sol.

imagen-011.jpg

De nuevo otra canción es el resorte y de nuevo un batallón de recuerdos. El causante en esta ocasión, joseignacio, lapido. Y el mensaje, como yo lo enfoco es un aviso, un consejo de ellxs para nosotrxs, de allí para aquí.

Querrán venderte falsos mapas de caminos al edén
Recetas de esperanza caducadas, paraísos de papel
Te dejarán que grites para que pierdas la voz, que pidas imposibles y que recojas las migajas.

Te harán creer que así es la vida, no digas que no te avisé.
Querrán venderte unos zapatos con los que nos puedas correr, que firmes de por vida un contrato que te obligue a obedecer. Con calles sin salida te dejarán soñar, con un par de aspirinas curarás tu desencanto.

Esta crónica, aunque turística, no quiere dejar pasar la oportunidad de declarar que, aunque fuera el sitio más refeo del mundo, merecería la pena venir y vivirlo. No es el espacio, y más que para una crónica, da para un manifiesto. Si tu intención es hacer algo a medio camino, da para mojarse y permanecer seco. Sobretodo con la posibilidad del ecoturismo, que sin ánimo de ser la solución, ni definitiva, ni provisional, es un principio, es algo. Brinda una respuesta a dos temas centrales en la agenda del desarrollo: el combate a la pobreza de grupos indígenas y campesinos socialmente vulnerables y la conservación y revalorización del patrimonio natural y cultural. Y lo acompaño con un ruego, olvídate que eres turista, respeta y gasta en los de allí. Como suelen decir, si no limpias, al menos no manches.

Zona de zoques, tzotziles, tzeltales, tojobales, choles, lacandones, mames, mochos, de mujeres y hombres, de personas.

Nosotrxs atacamos 2 focos, pero las posibilidades (1 chiapas entre x) tienden a infinito cuando x tiende a cero. San Cristobal y Palenque. De paso a Sancris en Tuxla Gutiérrez nos detenemos para visitar el cañón del sumidero. La salida desde Chiapa de Corzo, un pueblo bien rechulo, 3 horas en lancha rápida con continuas paradas para explicaciones, fotos… a través de un cañón con pendientes que llegan casi al kilómetro. Es un ingenio en el río Grijalva que, a parte de exprimir energía, regula el nivel del cauce.

Desde San Cristobal

imagen-014.jpg2007mexico-sancristobal2.JPGimagen-073.jpgimagen-076.jpg

Jovel, es su nombre original, San cristobal es por el santo-mártir y de las Casas en honor a Bartolomé de las Casas. Aunque ya no ostenta la capitalidad de de Chiapas (quefrasemehaquedao), sigue siendo su capital cultural y eso se nota. Aunque es y se le nota auténtica, chiapaneca, es distinta, diferente al resto del Estado, incluso al resto de las comunidades de alrededor. Con una estructura hostelera que para sí la quisieran muchos mucinipios, el ambiente en la calle está garantizado, sobre todo por los alrededores del zócalo. Ahí va una retaila de sitios y fotos interesantes:

  • Mercado artesanal en la plaza de Santo Domingo
  • Mercado de Dulces y Artesanías
  • Tienda de los Artesanos de Chiapas
  • Andador turístico “Santo Domingo – El Carmen”
  • Mercado Público Municipal “José Castillo Tiélemans” y andadores
  • Capilla de Cristobalito y capilla de Guadalupe

En cuanto a baretos y restaurantes hay de todo y para todXs. Un buen bar con mezcla de ambiente local y foráneo puede ser el Revolución. Para comer agusto, bien y no caro (comparando con lo de aquí) La Paloma en Insurgentes. No te olvides de probar, aquí o donde tengas ocasión, la flor de calabaza con huitlacoche (hongo del maíz).

Desde Sancris hicimos un par de excursiones, una “organizada” y otra por libre. La organizada nos llevó a las cuevas El Rancho, El chiflón y las lagunas de montebello. Salimos sobre las 9 y volvimos sobre las 7 de la tarde. La libre la hicimos en colectivo (furgonetas con recorrido de bus) a algunos pueblos de los alrededores San Andrés de Larrainzar y San Juan Chamula.

2007mexico-chiflon4.JPG2007mexico-lagunasmontebello.JPG2007mexico-lagunasmontebello3.JPG

El chiflón, 2 km de andadores, escalones y senderos para poder apreciar la caída de 120 m del río San Vicente. Siguiendo el curso del agua y las sucesivas cascadas. A cada paso tentadores remansos y salientes como para agotar la batería de la cámara. El hecho de que sea accesible hace que te encuentres con multitud de gente pero ya tendremos tiempo de estar solos. Y ya casi en la frontera con Guatemala, los lagos de montebello una sucesión de lagos conectados por caminos, sendas… en los que se puede dar un paseo en balsa o canoa, chapucear (de chapuzón) y que bien tienen una travesía, aunque eso tendrá que ser en otro momento. La “excursión” un día completo y vuelta al cuartel general en sancris.

nueva-imagen-24.bmp

Lo de Chamula es para un capítulo aparte, aparentemente un pueblo con un mercado colorista y con una iglesia aún más. Una comunidad de tradicionalistas que domina los rituales, la convivencia, etc. y no transigen en compartir pueblo con nadie que no viva como ellos. La iglesia es todo un sock a los sentidos. No bancos, no altar, no párroco, ornacinas pegadas a la pared con los nombres a tiza en el cristal. En el altar se le da más importancia a San Juan Bautista que al mismo Jesucristo. Si no, fíjate en la cruz de su iglesia.

p1012284-san-juan-chamula.JPG p1012293-iglesia-san-juan-en-san-juan-chamula.JPGp1012288.JPG

En sus rezos en el suelo y sobre un manto de hojas de pino (creo), lo rezos y las plegarias acompañados de velas de distintos colores (según la petición), de pos (alcohol cercano al de los de curar) para perder un poco de noción y bebida gaseosa (cocacola) para a través de sus aires poder sacarlo todo. Y todo esto en voz alta y con sonidos inteligibles. Acompaña todo esto de las plegarias con algún ofrecimiento de comida y en ocasiones con algún sacrificio… Cobran una entrada que hay que pagar en la casa de la municipalidad y no se permiten grabaciones. El asunto lo vigilan los mayordomos son los que llevan el chaleco-falda de piel de borrego negro. Vamos que si vas no te lo pierdas.

Evidentemente en este artículo no cabe todo aunque espero que si haya entrado el espíritu del asunto. Además pronto, en nada, volveremos con algo más del resto de Chiapas.

One thought on “Chiapas, no digas que no te avisé

  1. Pingback: Al viento » Chiapas, no digas que no te avisé (y II) v2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buscador

  • Categorías

  • Etiquetas

Suscripción al blog

Recibe notificaciones a tu correo cada vez que se publique un post:

Delivered by FeedBurner